Lección 1. Clasificación de suelos

 

3. Leyenda Revisada del Mapa Mundial de Suelos. FAO/UNESCO, 1988.

 

3.1. Horizontes diagnósticos.

A continuación resumimos las características distintivas de los horizontes diagnósticos y propiedades diagnósticas más usuales.

 

3.1.1 Horizontes diagnósticos A.

Horizonte A móllico

Es un horizonte rico en materia orgánica (>1%). De color muy oscuro (croma < de 3,5 en húmedo y value <3,5 en húmedo y <5,5 en seco). De gran espesor (>10cm sobre roca; >18cm y >1/3 solum, si solum <75cm; >25cm si solum >75cm): Saturado en bases (>50%). Estructurado. Bajo contenido en fósforo.

Horizonte A úmbrico

Las exigencias del horizonte A úmbrico, son comparables a las del A móllico (en el color, materia orgánica, estructura y espesor), pero el horizonte A úmbrico tiene, sin embargo, un grado de saturación menor del 50%.

Horizonte A ócrico

Es un horizonte que tiene un color demasiado claro (altos value y croma), o demasiado poco carbono orgánico, o es demasiado delgado, para ser móllico o úmbrico, o es duro y macizo, a la vez, cuando se seca.

Horizonte A fímico

El horizonte A fímico es una capa superficial hecha por el hombre, de 50 cm o más de profundidad por adicción intensa de materiales (incluye al hor. plaggen y al antrópico de la Soil Taxonomy). Generalmente contiene artefactos tales como trozos de ladrillo y cerámica.

figura 1, figura 2

 

3.1.2 Horizontes diagnósticos H.

Horizonte A hístico

Es un horizonte H (saturados en agua por largos períodos y con altos contenidos en materia orgánica) que tiene más de 20 cm de espesor y menos de 40 cm (puede llegar a <60 cm si las fibras de sphagnum >75% del volumen, o si la densidad aparente en húmedo <0,1).

 

3.1.3 Horizontes diagnósticos E.

Horizonte E álbico

Horizonte de lavado. Es un hor. E que tiene que cumplir condiciones de suficiente lavado: textura arenosa y suficiente decoloración (colores claros, altos values). Los granos de arena se presentan limpios, sin revestimientos.

 

 

 

3.1.4 Horizontes diagnósticos B.

Horizonte B árgico. Antiguo argíllico

Acumulación de arcilla iluvial (Bt) o por destrucción de la arcilla en el horizonte A.

Debe de tener (las tres condiciones):

a) suficiente enriquecimiento en arcilla (según el contenido en arcilla del hor. suprayacente: si el hor. suprayacente <15%, el hor. B debe tener un 3% más de arcilla; si 15-40%, x 1,2 en el Bt; si >40%, 8% más en el Bt);

b) suficiente espesor (al menos 1/10 de la suma de todos los situados encima)

c) distancia del enriquecimiento 15 cm (o 30 cm. con arcilanes).

No debe ser muy arenoso (>8% de arcilla).

El hor. suprayacente debe tener más de 18 cm de espesor, o al menos 5 cm si hay cambio textural brusco.

La presencia de clayskins (películas de arcilla) en las descripciones de campo o arcilanes iluviales (también llamados revestimientos de arcilla) en la descriptiva de microscopio facilita enormemente la identificación de este horizonte. Estas películas son obligatorias si el hor. B contacta directamente con un hor. Ap.

 

Horizonte B cámbico

Horizonte de alteración, puesto de manifiesto por (una o más):

1. Más % de arcilla que el hor. subyacente.

2. Un color (hue) más rojo o un croma más intenso que el horizonte subyacente.

3. Lavado de carbonatos.

4. Si no hay carbonatos en el material de partida, la alteración se manifiesta por un desarrollo de estructura de suelo (sin estructura de roca en >50% volumen horizonte).

Tiene como mínimo 15 cm de espesor y su base está al menos a 25 cm de profundidad.

Carece de las características del árgico y no es un horizonte A, ni E, ni es de textura muy arenosa (>8% de arcilla).

 

Horizonte B espódico

Acumulación iluvial de materia orgánica y/o sesquioxidos de Fe/Al (Bh y/o Bs). Exclusivo de los podzoles. Generalmente con un hor. E encima. Perfil muy evolucionado: A-E-Bh-Bs-C.

 

 

 

 

3.1.5 Horizontes diagnósticos ABC

Horizonte cálcico

Acumulación (secundaria) de CaCO3. Se puede dar en A, B o C.

Tiene que ser: a) acumulación >15% CaCO3 o 5% más que el horizonte más profundo y b) suficiente espesor >15 cm.

 

 

 

Horizonte petrocálcico

Hor. igual al anterior pero endurecido.

 

 

 

 

 

Horizonte gypsico y petrogypsico (también llamados yésico y petroyésico)

Similares a los anteriores pero ahora se acumula yeso.

Tiene que ser: a) acumulación 5% SO4Ca más que el horizonte C subyacente; b) suficiente espesor >15 cm y c) espesor x % SO4Ca > 150.

 

 

 

AMPLIACION

 

3.1.6 Presencia de estos horizontes en España.

Como horizontes diagnósticos más frecuentes en España: ócrico y cámbico.

Como horizontes diagnósticos frecuentes en España: árgico y cálcico.

Como horizontes diagnósticos presentes, pero no frecuentes en España: móllico, úmbrico, hístico, álbico, petrocálcico y gypsico.

El resto de los horizontes se encuentran sólo con carácter ocasional.

 

Presentación | Programa | Lección 1 | Anterior | Siguiente | Principio página