TEMA 13. Contaminación por fitosanitarios. Plaguicidas

 

1.6 Prevención, detoxificación y pérdida de plaguicidas en suelos

 

a) Prevención

Los aspectos más relevantes que se proponen en este sentido son:

Control integrado de plagas

Aplicación coordinada de diversos medios de combate de plagas, respetando la ecología del suelo y considerándolo como una unidad. Incluye aspectos tales como la lucha biológica, la rotación de cultivos, el empleo de variedades resistentes, etc.

Uso de dosis mínimas de plaguicidas.

Se ha de respetar la dosis mínima recomendada, ya que no siempre es necesario un control total de la plaga.

Aplicación adecuada de plaguicidas

Debe contarse con los medios técnicos adecuados para una aplicación correcta del plaguicida, a fin de lograr una eficacia óptima.

Selección de plaguicidas con escaso efecto residual

Es preferible aplicar compuestos específicos y poco persistentes.

Alternancia de plaguicidas

Es aconsejable cambiar el principio activo aplicado, evitando así el desarrollo de variedades resistentes y la acumulación de residuos.

 

b) Detoxificación

Las prácticas a desarrollar para eliminar o disminuir la concentración de los residuos de plaguicidas en los suelos, incluyen los siguientes aspectos:

Plantación de cultivos tolerantes

Permite evitar las aplicaciones excesivas y dejar un margen de tiempo adecuado para la disipación del plaguicida.

Prácticas agronómicas

Se incluyen prácticas como el barbecho, el laboreo y el arado, que contribuyen a inactivar y eliminar los plaguicidas del suelo.

Irrigación

La adicción de agua al suelo acelera todos los procesos de eliminación de plaguicidas. No obstante, si el suelo es lo bastante permeable, puede inducir la lixiviación del plaguicida, con el consiguiente riesgo de contaminación de acuíferos.

Biorremediación

Consiste en inducir la proliferación de organismos del suelo capaces de degradar los plaguicidas y/o sus metabolitos.

Adiciones químicas

Ciertos compuestos pueden facilitar la eliminación de plaguicidas adsorbidos al complejo coloidal del suelo. Otros aditivos funcionan como adsorbentes de residuos.

 

c) Estimación pérdida de plaguicidas

Para estimar la pérdida de plaguicidas en suelos y la posible contaminación de aguas superficiales y subterráneas, es necesario considerar persistencia y adsorción.

Para hacer su estimación cuantitativa se requieren modelos matemáticos complejos. Existen programas de ordenador que usan parámetros referentes al lugar, suelo, cultivo, tratamientos, información metereológica, etc.

En ausencia de tal información una valoración cualitativa de contaminación potencial de plaguicida de aguas superficiales o subterráneas es posible usando los índices de adsorción y persistencia.

- Plaguicidas fuertemente adsorbidos y persistentes (Koc elevada y T1/2 también alta), permanecerá adsorbido al suelo y únicamente contaminará lagos o ríos por erosión al ser arrastrados junto con las partículas del suelo.

- Plaguicidas débilmente adsorbidos, pero persistentes (Koc baja, pero T1/2 elevada) pueden ser lixiviados a través del suelo y contaminar aguas subterráneas.

- Plaguicidas no persistentes pero con T1/2 baja, la posibilidad de contaminar aguas superficiales y subterráneas depende si las lluvias fuertes ocurren después de al aplicación plaguicida. Sin agua para arrastrarlos hacia abajo, los plaguicidas con T1/2 baja permanecen dentro de la zona biológicamente activa dentro del cultivo y pueden ser degradados fácilmente .

- Plaguicidas con valores intermedio de Koc y T1/2, pueden ser considerados seguros porque no son fácilmente lavados y son degradados bastante rápidamente.

 

Presentación | Programa | Lección 13 | Anterior | Siguiente | Principio página